¿La Flotilla de la Libertad navegará hacia Gaza?


La flotilla espera zarpar de Estambul. Crédito de la foto: Medea Benjamín.

Por Medea Benjamin, World BEYOND War, Abril 23, 2024

El entrenamiento de no violencia para unirse a los barcos de la Coalición de la Flotilla de la Libertad con destino a Gaza ha sido intenso. Mientras cientos de nosotros procedentes de 32 países nos reuníamos en Estambul, se nos informó sobre lo que podríamos encontrar en este viaje. “Tenemos que estar preparados para todas las posibilidades”, insistieron nuestros entrenadores.

El mejor escenario, dijeron, es que nuestros tres barcos –uno con 5,500 toneladas de ayuda humanitaria y dos con pasajeros– lleguen a Gaza y cumplan nuestra misión. Otro escenario sería que el gobierno turco ceda ante la presión de Israel, Estados Unidos y Alemania, e impida que los barcos salgan siquiera de Estambul. Esto ocurrió en 2011, cuando el gobierno griego cedió ante la presión y diez barcos quedaron varados en Grecia. Con nuestros barcos atracados hoy en Estambul, tememos que el presidente turco Erdogan, que recientemente sufrió un duro golpe en las elecciones locales, sea vulnerable a cualquier chantaje económico que las potencias occidentales puedan estar amenazando.

Otra posibilidad es que los barcos despeguen pero los israelíes nos secuestren ilegalmente en aguas internacionales, confisquen nuestros barcos y suministros, nos arresten y encarcelen y, finalmente, nos deporten.

Esto ocurrió en varios otros viajes a Gaza, uno de ellos con consecuencias mortales. En 2010, el ejército israelí detuvo una flotilla de seis barcos en aguas internacionales. Subieron a bordo del barco más grande, el Mavi Marmara. Según un informe de la ONU, los israelíes abrieron fuego con ráfagas reales desde un helicóptero que sobrevolaba el barco y desde barcos comando a lo largo del costado del barco. En una horrible demostración de fuerza, nueve pasajeros murieron y uno más sucumbió más tarde a sus heridas.

Para intentar evitar otra pesadilla como ésta, los posibles pasajeros de esta flotilla deben someterse a un riguroso entrenamiento. Vimos un vídeo de lo que podríamos enfrentar –desde gases lacrimógenos extremadamente potentes hasta granadas de conmoción ensordecedoras– y nos dijeron que los comandos israelíes estarán armados con armas con munición real. Luego nos dividimos en pequeños grupos para discutir la mejor manera de reaccionar, de forma no violenta, ante tal ataque. ¿Nos sentamos, nos paramos o nos acostamos? ¿Unimos los brazos? ¿Levantamos las manos para mostrar que estamos desarmados?

La parte más aterradora del entrenamiento fue una simulación repleta de disparos ensordecedores y granadas de percusión explosivas y soldados enmascarados que nos gritaban, nos golpeaban con rifles simulados, nos arrastraban por el suelo y nos arrestaban. De hecho, fue aleccionador vislumbrar lo que podría esperarnos. Igualmente aleccionadores son los informes de los medios israelíes que indican que el ejército israelí ha comenzado “preparativos de seguridad”, incluidos preparativos para tomar el control de la flotilla.

Es por eso que todos los que se han apuntado a esta misión merecen un gran crédito. El grupo más grande de pasajeros proviene de Turquía y muchos están afiliados al grupo humanitario IHH, una enorme ONG turca con 82 oficinas en todo el país. Tiene estatus consultivo en la ONU y realiza obras de caridad en 115 países. A través de IHH, millones de simpatizantes donaron dinero para comprar y abastecer los barcos. Israel, sin embargo, ha designado a esta organización benéfica muy respetada como grupo terrorista.

El siguiente grupo más grande proviene de Malasia, algunos de ellos afiliados a otro grupo humanitario muy grande llamado MyCARE. MyCARE, conocida por ayudar en situaciones de emergencia como inundaciones y otros desastres naturales, ha aportado millones de dólares en ayuda de emergencia a Gaza a lo largo de los años.

De Estados Unidos hay unos 35 participantes. Al frente del grupo, y clave para la coalición internacional, está la coronel retirada del ejército estadounidense y diplomática del Departamento de Estado, Ann Wright, de 77 años. Después de renunciar al Departamento de Estado en protesta por la invasión estadounidense de Irak, Wright ha aprovechado sus habilidades diplomáticas para ayudar a reunir a un grupo variopinto de internacionales. Su coorganizadora de Estados Unidos es Huwaida Arraf, una abogada palestina estadounidense que es cofundadora del Movimiento de Solidaridad Internacional y que se postuló para el Congreso en 2022. Arraf fue clave para organizar las primeras flotillas que comenzaron en 2008. Hasta ahora , ha habido unos 15 intentos de llegar a Gaza en barco, de los cuales sólo cinco han tenido éxito.

La increíble variedad de participantes es evidente en nuestras reuniones nocturnas, donde se pueden escuchar grupos de grupos charlando en árabe, español, portugués, malayo, francés, italiano e inglés con diversos acentos, desde australiano hasta galés. Las edades van desde estudiantes de veintitantos años hasta un médico argentino de 20 años.

Lo que nos une es nuestra indignación por el hecho de que la comunidad mundial esté permitiendo que se produzca este genocidio en Gaza y un deseo ardiente de hacer más de lo que hemos estado haciendo para impedir que la gente sea asesinada, mutilada y muerta de hambre. La ayuda que traemos es enorme –equivale a más de 100 camiones– pero ese no es el único propósito de este viaje. “Esta es una misión de ayuda para llevar alimentos a la gente hambrienta”, afirmó Huwaida Arraf, “pero los palestinos no quieren vivir de la caridad. Por eso también estamos desafiando las políticas israelíes que los hacen dependientes de la ayuda. Estamos tratando de romper el asedio”.

Los feroces ataques de Israel contra el pueblo de Gaza, su bloqueo de las entregas de ayuda y sus ataques contra las organizaciones de socorro han alimentado una crisis humanitaria masiva. El asesinato de siete trabajadores de World Central Kitchen a manos de las fuerzas israelíes el 1 de abril puso de relieve el peligroso entorno en el que operan las agencias de ayuda, lo que ha obligado a muchas de ellas a cerrar sus operaciones.

El gobierno estadounidense está construyendo un puerto temporal para la ayuda que se supone estará terminado a principios de mayo, pero es el mismo gobierno que proporciona armas y cobertura diplomática a los israelíes. Y aunque el presidente Biden expresa preocupación por los sufrimientos de los palestinos, ha suspendido la ayuda a la UNRWA, la principal agencia de la ONU responsable de ayudarlos, después de que Israel hiciera afirmaciones sin fundamento de que 12 de sus 13,000 empleados en Gaza participaron en los ataques del 7 de octubre.

Dada la urgencia y el peligro que presenta este momento, la Coalición de la Flotilla de la Libertad está entrando en aguas turbulentas e inexploradas. Hacemos un llamado a los países de todo el mundo para que presionen a Israel para que nos permita un “paso libre y seguro” a Gaza. En Estados Unidos, estamos pidiendo ayuda a nuestro Congreso, pero después de haber aprobado otros 26 mil millones de dólares para Israel, es dudoso que podamos contar con su apoyo.

E incluso si nuestros gobiernos presionaran a Israel, ¿Israel prestaría atención? Su desafío al derecho internacional y a la opinión mundial durante los últimos siete meses indica lo contrario. Pero aún así, seguiremos adelante. El pueblo de Gaza es el viento en nuestras velas. La libertad para Palestina es nuestra estrella polar. Estamos decididos a llegar a Gaza con alimentos, medicinas y, sobre todo, nuestra solidaridad y amor.
Medea Benjamin es la cofundadora de CODEPINK por la paz, y el autor de varios libros, incluyendo Dentro de Irán: La historia real y la política de la República Islámica de Irán.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Las areas obligatorias están marcadas como requeridas *

Artículos Relacionados

Nuestra teoría del cambio

Cómo terminar la guerra

Desafío Muévete por la Paz
Eventos contra la guerra
Ayúdanos a crecer

Los pequeños donantes nos mantienen en marcha

Si elige hacer una contribución recurrente de al menos $ 15 por mes, puede seleccionar un regalo de agradecimiento. Agradecemos a nuestros donantes recurrentes en nuestro sitio web.

Esta es tu oportunidad de reinventar un world beyond war
Tienda WBW
Traducir a cualquier idioma